¿De qué color debe ser la llama de Gas de mi estufa?

En la mayoría de casos no detectamos una avería en algún aparato de la cocina hasta que nos deja de funcionar, pero hay uno de los elementos de esta que puede poner en peligro nuestra salud si no lo controlamos. Se trata de la llama de los hornillos de gas, cuyo color debe ser siempre azul. De lo contrario, si la llama es amarilla o naranja, es posible que se haya producido monóxido de carbono.

Las llamas amarillas o naranjas, surgen porque hay demasiado gas y muy poco aire en la combustión, es decir, solo poco de este gas se quema y el resto se desperdicia. Otro factor de esto es que empieza a parecer ceniza en la base de aquellos utensilios que colocas directo al fuego.

Pero, ¿por qué me ocurre esto a mí? Sucede por dos razones, principalmente puede ser que el orificio de la salida de gas sea muy pequeño, o bien, que se haya bloqueado por alguna sustancia o por el orificio del quemador (que puede ser por un posible daño o problemas de fábrica).

Entonces, ¿qué se puede hacer? Si notas que la flama amarilla sale de tu estufa debes reemplazar tu quemador, ya que es demasiado grande o revisar la salida del gas y limpiarla.

La llama en todo caso siempre es de color azul, debido a que indica que la combustión del gas es la correcta y la amarilla, muestra que hay presencia de monóxido de carbono y el gas no se quema de la forma correcta.

Recuerda:
– Si la llama es AZUL: es la llama ideal porque indica que la combustión de gas que está haciendo nuestro artefacto es la correcta. Verifica siempre que la llama sea de color azul.

– Si la llama es AMARILLA: indica una combustión con deficiencia de oxígeno (el cual es aportado por el aire). Hay que llamar rápidamente a un gasista matriculado para que revise la limpieza del artefacto y elimine la ceniza u hollín responsables de obstruir el ingreso del oxígeno necesario para una correcta combustión.

– Si la llama es VERDE: señala que el aparato está quemando partículas extrañas o metales como zinc, cobre, bronce, etc., provocando que la combustión no se realice correctamente. Hay que llamar a un gasista matriculado para que verifique la limpieza del artefacto.

– Si la llama es ROJA: hay que llamar de inmediato a un técnico especialista en mantenimiento e instalaciones de Gas LP para que revise toda la instalación de gas, las tuberías y la limpieza del artefacto porque la llama roja indica que hay partículas de óxido, muy peligrosas en la cañería.

Y recuerda mantener siempre las rejillas de ventilación libres de obstrucciones y reglamentarias: su correcta instalación puede salvar vidas y cualquier obstrucción es un riesgo para la seguridad de los ocupantes de la vivienda.

Acerca del autor: marketing_03